fbpx
FútbolMás

El héroe de Italia 90: ¡Feliz cumpleaños, Goyco!

Sergio Javier Goycochea nació un día como hoy pero en 1963. Aparte de ídolo fue quien llevó, a fuerza de atajar penales, a la final de aquel insípido mundial.

Su catapulta

El primer partido fue contra Camerún, la Selección perdió 1-0. A minutos de comenzar ante la Unión Soviética se lesiona Nery Pumpido, (tibia y peroné) nada podía ir peor. De apuro entró Goycochea, de paso Maradona hace la segunda manos de Dios y Bilardo relataba que si nos volvíamos en primera ronda tiraba el avión. De pronto llegó Troglio, de 24 años, para hace run punto de inflexión, partió el partido.  Los experimentados y los que no sabían el camino. Ahí comenzó la historia de uno de los mejores arqueros que tuvo la Selección Argentina….

Goycochea junto a Maradona entonando el himno.

Bilardo les ocultó la lesión de Nery para que o decaigan y mandó a llamar a Comizzo, que según los medios iba para ser titular. El Doctor, sabio, habló con Goyco: Mirá, mirá, mirá, quedate tranquilo, no le des bola a nada. Lleguemos hasta donde lleguemos, el arquero sos vo’, sos vo’, vo’, vo’…”

En aquel momento Sergio jugaba en Millonarios, el campeonato colombiano se había suspendido y no pudo mostrarse como quería. Entre él y Falcioni estaba el 3er arquero. Los fijos eran Islas y Pumpido pero extrañamente Bilardo le confía la titularidad a Nery, Luis pegó el portazo. Ya el elegido no iba ser el último sino el 2do y allí fue donde entró Goyco. El último cupo fue para Fabián Cancelarich.

Goycochea, junto con todo el equipo, se fue al Mundial de Italia un 22 de abril con la tranquilidad que viaja un arquero suplente. En tierras donde Maradona es, a día de hoy, amado y odiado, le pasó algo impresionante que lo depositó en la cúspide deportiva del país. “No pasé ni siquiera por un proceso de adaptación ni aprendizaje. Fue una piña que llegó sin aviso“, contaba el jugador con 26 años.

Goycochea en la Casa Rosada junto a Carlos Saúl Menem, Julio Grondona y Carlos Bilardo, Basualdo y Echeverría.

De vuelta al fútbol

Argentina repuntó aunque empató contra Rumania con gol de Pedro Monzón. Pasó como tercero, el mejor y peor del grupo si se quiere.

Allí apareció el resto del equipo, en aquel partido contra Brasil donde una corajeada del Diego terminó en gol de Caniggia. Ganábamos el clásico.

Goyco atajó el primer penal ante Yugoslavia para darle vida a la Selección que comenzó mal aquella tanda de penales de cuartos de final. Por último lo volvió hacer para dar el pase a la semifinal.

 

Era Italia, el local, con todo lo que significa en un mundial pero no importó.

Después del 1-1 durante el juego tocó ir a penales. Goyco apareció dos veces para llevar al equipo nacional a la final del mundo frente a Alemania.

La final fue, como dije, insípida pero este campeonato lo fue todo para el arquero que hoy cumple años.

Artículos relacionados

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios