Talleres no se presentará a jugar la reválida con CIBI y disparó contra la Liga Cordobesa

La novela entre Talleres y la LCF sigue sumando capítulos. La T se niega a disputar la reválida con CIBI.

Talleres y la Liga Cordobesa de Fútbol están cada vez mas distantes de limar asperezas. En un nuevo episodio de este conflicto que lleva meses, Talleres difundió un fuerte comunicado apuntando contra la casa madre del fútbol cordobés y se mostró disconforme con la decisión de hacerlo jugar una reválida con el perdedor de la final en la Primera B, que en este caso fue CIBI.

En suma, la T y CIBI no tienen tampoco buen relación debido a diferencias en el pase de "Bebelo" Reynoso.

Sin embargo, en esta oportunidad Talleres calificó como "antirreglamentario" que la Liga quiera programar un partido de reválida entre ambos clubes cuando "deportivamente hemos finalizado en el segundo puesto del campeonato".

"En la continuidad del accionar ilegítimo de las autoridades de la Liga Cordobesa en contra del Club han dispuesto, de manera antirreglamentaria y en un escritorio, programar un "partido reválida" entre Talleres y el Club perdedor de la final de la Primera B, cuando deportivamente hemos finalizado en el segundo puesto del campeonato por el desempeño de nuestros jugadores en el campo de juego y no tenemos que disputar ninguna reválida", inicia el comunicado de Talleres.

En otro pasaje de la carta, el club de barrio Jardín calificó a la situación de "bochornosa" ya que la Primera de LCF obtuvo el subcampeonato y títulos en cinco categorías juveniles.

"No nos presentaremos a ese llamado a disputar una reválida que no corresponde, por respeto a los valores de la identidad del Club, por respeto a nuestros jugadores que en el campo de juego han demostrado la calidad de su desempeño, por respeto a nuestros socios e hinchas y en el cuidado del prestigio del fútbol cordobés"

El comunicado completo:

En la continuidad del accionar ilegítimo de las autoridades de la Liga Cordobesa en contra del Club han dispuesto, de manera antirreglamentaria y en un escritorio, programar un "partido reválida" entre Talleres y el Club perdedor de la final de la Primera B, cuando deportivamente hemos finalizado en el segundo puesto del campeonato por el desempeño de nuestros jugadores en el campo de juego y no tenemos que disputar ninguna reválida.

La decisión genera una nueva situación de extorsión y presión que tiene como objetivo provocar el descenso de categoría de todos los equipos amateur, por situaciones totalmente ajenas a lo deportivo dejando de lado todos los principios del amateurismo y la sana competencia deportiva.

Esto demuestra que en los Torneos de la Liga no existe el fair play ni el mérito deportivo, sino que se pretende disciplinar en el escritorio a las instituciones que hacemos planteos por un fútbol más transparente y equitativo al servicio de los clubes de la ciudad.

El Reglamento se aplica al antojo de la Presidencia provocando el desprestigio de nuestro fútbol y sus instituciones.

Tan bochornosa es la situación que, no sólo la primera local ha obtenido el subcampeonato en el Torneo, sino que además nuestra institución ha resultado campeona en cinco categorías, sin embargo se nos pretende hacer revalidar lo que hemos obtenido en la cancha de manera arbitraria y antirreglamentaria, sin tener en consideración el daño que esta situación puede producir en niños de tan corta edad.

La arbitraria decisión se agrega a la eliminación del fútbol femenino y la imposibilidad de realizar trámites administrativos de inscripción, en un claro acto de discriminación que resulta totalmente contraria a las decisiones y acciones que se realizan en todo el mundo para lograr el crecimiento de la disciplina y en perjuicio de nuestras jugadoras que han entrenado todo el año sin poder disputar encuentros oficiales por un conflicto económico, no deportivo, sobre el cual la Justicia ya se ha expedido a favor de la posición del Club.

No nos presentaremos a ese llamado a disputar una reválida que no corresponde, por respeto a los valores de la identidad del Club, por respeto a nuestros jugadores que en el campo de juego han demostrado la calidad de su desempeño, por respeto a nuestros socios e hinchas y en el cuidado del prestigio del fútbol cordobés.

Ampliaremos las gestiones en defensa de los intereses del Club y los derechos de nuestros jugadores y jugadoras.

Una vez más exhortamos a las autoridades de la Liga a finalizar esta actitud caprichosa e ilegítima que sólo perjudica a niños y adolescentes; y que honren el compromiso por el cual han sido designadas que es el cumplimiento del Estatuto para el crecimiento y expansión del deporte.

Otras Noticias