Nahuel Molina: “Es indescriptible lo que a uno le toca vivir con la Selección”

El defensor del Udinese y de la Selección Argentina contó su actualidad en Italia. También habló de la Copa del Mundo de Qatar.

El lateral es uno de los jugadores que incorporó Scaloni en la albiceleste y el tiempo le dio la razón. Se ganó un puesto en cada nómina de Eliminatorias y él firmó que "entrena y trabaja" para llegar a Qatar.

“Cuando recibo la llamada de Scaloni se me pasan muchas cosas por la cabeza, muchos recuerdos de cuando era pequeño, de cuando arranqué a jugar. Es algo indescriptible lo que a uno le toca vivir con su Selección, y más con Argentina, que se caracteriza por la pasión y por el amor a la camiseta”, indicó Molina, en diálogo con la agencia EFE. 

Además, habló sobre la final ante Brasil: "Jamás me imaginé ganando nada con la Selección, tampoco jugar tan rápido en el fútbol europeo. Me pasaron muchas cosas en muy poco tiempo y no hay mucho tiempo para disfrutarlo, porque al siguiente fin de semana hay otra final”, contó. "Estuve dos semanas en Argentina y ni paré un segundo para decir: '¿Qué paso, qué hicimos?'. Maracaná, Brasil... fue una noche inolvidable. Lamentablemente el fútbol es día a día y hay que levantarse el día siguiente a trabajar", agregó.

Messi, el referente de Molina

El lateral comparte diariamente plantel y concentraciones con la Pulga."Yo me crié en Argentina viéndolo a él. Que me toque a mi estar en la primera copa que gana con la selección es algo que no lo voy a olvidar nunca. Compartir vestuario, charla y montones de cosas es una experiencia única", manifestó.

Sobre el Mundial en Qatar

"No creo que sea lo mejor decir si somos candidatos o no. Desde que me convocaron a mi, fuimos partido a partido y nunca el equipo se sintió más que un rival. Lo importante fue siempre estar unidos, sacar el partido, no creernos más que nadie y defender la camiseta de la selección", destaca.

Sobre el fútbol italiano

 "Serie A y fútbol argentino tienen similitudes. Son juegos muy físicos, muy de choque, muy trabados. Son pocos los equipos que marcan la diferencia respecto al resto. Después, más o menos, ambos juegos se caracterizan por pelear, por lo físico, por lo táctico. Entonces lo partidos se definen en cosas muy similares. Hay una gran similitud y puede ser que sea ese el enlace y por lo que haya tantos argentinos en la Serie A", afirmó.

"Tuve que hacer un cambio total. Desde mi cuerpo hasta lo táctico. Me mejoró muchísimo, el fútbol argentino es algo más desordenado, no es tan táctico. Aquí, por ejemplo, mantener la línea defensiva lo es todo, salir todos juntos, no dejar espacios... en ese sentido me cambió muchísimo, me ordenó y me dio la posibilidad de tener más orientación para tener el balón y para atacar", indicó

Otras Noticias