Un "Hoyos" sin fin

Cuando llega la fecha el hincha tiene la esperanza que Talleres muestre algo positivo y arranque de una vez. Acostumbrado a los arranques complicados en temporadas anteriores, este sabe muy distinto.

El primer apuntado es Ángel Guillermo Hoyos, el entrenador que tiene un recuerdo negativo en el inicio del ciclo Fassi pero que hoy está justamente por decisión del propio presidente.

Era preocupante ver todo lo que tardo Talleres en conseguir un entrenador y lo tarde que llegaron los refuerzos, ninguno de los que llegó en condiciones de jugar de titular “indiscutido”. Pero ¿Cómo se puede caer a Fassi con todo lo bueno hecho hasta acá? Bueno, se puede. El presidente que tiene el saber cómo: gestionar, vender, contratar y planificar, entre otros puntos, se equivocó. Los jugadores quizás encuentren su rendimiento en un tiempo prolongado, con o sin Hoyos, pero está claro que el plantel conformado para la competencia inmediata es limitado.

Lo que no se entiende, es que justo sucede en la temporada que Talleres clasificó a la Copa Libertadores, que parecía ser la excusa justa para que llegaran refuerzos de absoluta jerarquía.

Habrá que ver en el tiempo como se resuelven las cosas, hasta hoy parece ser la crisis más profunda desde que Fassi en presidente, sobre todo por el disconformismo del hincha que se siente defraudado en líneas generales ante un mandamás que exige más de 50 mil socios para ser autosustentable.

Otras Noticias