El partido entre Marsella y PSG terminó con 21 detenidos

El clásico francés fue con empate, pero lamentablemente hubo algunos incidentes en las inmediaciones del estadio.

Los incidentes que se produjeron en la noche del domingo en torno al estadio Velódromo, donde se disputaba el clásico del fútbol francés entre el Olympique de Marsella y el París Saint Germain, tuvieron como resultado 21 detenidos. Hubo 9 heridos entre las fuerzas policiales, según los medios franceses.

Los mayores altercados se produjeron durante la primera parte del encuentro, cuando cientos de personas intentaron entrar en el estadio pese a que las puertas estaban ya cerradas, lo que necesitó la intervención de las fuerzas del orden, que utilizaron gases lacrimógenos.

Dentro del Velódromo, 65.000 personas llenaban las tribunas y el partido, que finalizó con empate a 0, también quedó marcado por los incidentes. El lanzamiento de diferentes objetos obligó a detener el juego en dos ocasiones con Neymar como principal objetivo. Los petardos y bengalas crearon una espesa niebla y un espontáneo saltó al terreno de juego.

Después del partido, Payet criticó el lanzamiento de diversos tipos de proyectiles desde las tribunas y dijo: "No se puede decir que a esas personas les guste el OM y que sean aficionados de este club porque nos pueden penalizar".

El Marsella fue sancionado ya en dos ocasiones esta temporada por la Liga de Fútbol Profesional por altercados en las tribunas, la primera por un partido en Niza el 22 de agosto y luego por otro en Angers el 22 de septiembre.

Otras Noticias