fbpx
FútbolMás

Lo que dejó la Libertadores: 13 hinchas de Independiente Medellín de cuarentena en Jujuy

Trece hinchas del Deportivo Independiente, de Medellín, realizan una cuarentena obligatoria en La Quiaca, al norte de Jujuy, después de ser sorprendidos por las autoridades argentinas cuando pretendían cruzar hacia Bolivia, en medio de las medidas que rigen para contener la propagación del coronavirus.

Los simpatizantes colombianos habían presenciado el partido de su equipo con Boca en la Bombonera (el 10 de marzo por la segunda fecha del grupo H de la Copa Libertadores), cuando, al regresar se toparon con la frontera cerrada al paso y desde entonces no pudieron continuar viaje hacia su país.

El grupo cumple por estos días el aislamiento preventivo obligatorio en un salón cedido por el municipio de La Quiaca y custodiado por las fuerzas de seguridad.

“Están totalmente controlados y monitoreados, con todo el seguimiento sanitario”, dijeron a la prensa autoridades del Comité Operativo de Emergencias -coronavirus (COE), que advirtieron que si violaban la cuarentena serían “detenidos y penados conforme el Código Penal”.

Los hinchas del equipo “paisa” regresaban vía terrestre y de acuerdo a versiones periodísticas “fueron devueltos por las autoridades policiales del vecino país” ante el cierre de fronteras por la pandemia.

“No pudieron pasar a territorio boliviano por el cierre de fronteras, por lo que se decidió que debían permanecer en aislamiento preventivo”, dijeron autoridades provinciales.

Michael Taborda, uno de los simpatizantes del DIM que está sometido a la cuarentena, señaló que “aún no había comenzado la medida en Argentina, pero en cambio en Bolivia sí, por lo que no permitieron el paso”.

Lo cierto es que desde el 17 de marzo, los hinchas del DIM están alojados en el establecimiento dependiente de la municipalidad de La Quiaca, según lo dispuesto por las autoridades locales.

Artículos relacionados

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios