fbpx
Automovilismo

Falleció Eduardo Gesumaría “Sprinter”

A los 84 años nos dejó un referente del periodismo especializado en automovilismo. Vivió la época dorada de ésta actividad y se desempeñó en radio, gráfica y TV. En los últimos años recordó la historia del deporte motor en el programa “Autodinámica”, por Showsport

Nacido en Córdoba en 1936, Eduardo Gesumaría “Sprinter” es sinónimo de automovilismo. Periodista, escritor e historiador de los deportes mecánicos, se convirtió en uno de los grandes referentes de nuestra provincia, con una memoria impecable sobre la historia de la actividad Argentina y el mundo.

Hace más de 60 años abrazó la pasión por la actividad cuando hizo sus primeros pasos relatando carreras. Vivió la época de oro del automovilismo y sus protagonistas. Fue amigo de pilotos de la talla de Juan Manuel Fangio, Domingo Marimón, Héctor“Pirín” Gradassi, Froilán González y Oscar Cabalén.

Desde los primeros meses del año 1956 comenzó con las trasmisiones de todas las categorías del automovilismo en Motor y Camino. Se desempeño en las emisoras LV2, LV3, Radio Mitre y Radio Universidad. Escribió en los diarios Meridiano, Orientación, Los Principios y La Voz del Interior. También escribió para las revistas Automundo, Corsa y Campeones. Entre sus publicaciones como escritor, se encuentran: “La historia del automovilismo de Córdoba”; “Los Marimón”; “Oscar Cabalén, el ídolo”; “Apuntes de la radio y la televisión de Córdoba”; “Pirín Gradassi”; “El otro Fangio”, “Eduardo Copello, el maestro”; “Oreste Berta” y “Las 200 carreras de Fangio” cuyos derechos adquirió el Museo del Automovilismo. En televisión realizó el primer programa de automovilismo en salir al aire en el año 1960 y en los últimos años revivió grandes momentos del mundo motor en “Autodinámica” por la pantalla de Showsport.

El automovilismo ocupó siempre un lugar central en su vida. No faltaba oportunidad para que recuerde anécdotas o historias de pilotos, competencias y grandes logros, como si el tiempo nunca hubiera pasado. Siempre junto a su gran compañera, Mirta “Chela” Romero, casada con “Sprinter” desde hace 58 años y con quien tuvo 4 hijos.

Nos dejó un maestro de la profesión y un gran persona en la vida, a quien recordaremos con un gran afecto. ¡Hasta siempre Eduardo!.

 

Artículos relacionados

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios